Editorial del Decano Ing. Soria por el Día del Veterano y de los caídos en Malvinas

Imagen

02/04/2021

Editorial del Decano Ing. Soria por el Día del Veterano y de los caídos en Malvinas

Las islas del Atlántico Sur, ubicadas en el espacio geográfico perteneciente a la República Argentina, fueron descubiertas en 1520 por la expedición de Hernando de Magallanes pasaron a formar parte de la Corona Española y, luego, fueron parte del territorio que se conformaría como la República Argentina. En 1833 fueron invadidas por Gran Bretaña, la población local fue expulsada y sustituida por nativos británicos. El 2 de Abril de 1982, nuestro país declara la guerra a Gran Bretaña argumentando que reclama la soberanía de las islas.

Esta breve y única guerra en el siglo respondía a las estrategias del régimen militar gobernante que se veía debilitado para continuar en el poder: había fracasado el proyecto económico; no habían logrado el disciplinamiento social y político pese a la constante represión, tortura y desaparición forzosa de personas; se encontraban sumidos en enfrentamientos internos; había un desgaste internacional como consecuencia de la acción de los grupos de Derechos Humanos y; pérdida de credibilidad de la ciudadanía civil. Los militares, junto a la complicidad de los medios de comunicación hablaban de victorias en el frente argentino creando por un breve momento una exaltación de sentimientos nacionalistas en la población. El desgaste de la guerra hizo cambiar la percepción de la población, de los medios de comunicación y de la dirigencia política transformó el apoyo popular en constante malestar, reclamo y oposición, acelerando la caída del régimen militar más sangriento y oscuro de nuestra historia.

El 22 de Noviembre del año 2000, el Senado y la Cámara de Diputados de la República Argentina declara el 2 de Abril como el Día del Veterano de Guerra y de los Caídos en Malvinas como Feriado Nacional, promulgada por la Ley 25.370. Este hecho jurídico imprime en el marco de lo social la posibilidad de recordar a aquéllos que hicieron uso de su valentía.  A partir del año 2003, el posicionamiento de nuestro país con respecto a la soberanía de Malvinas se ha modificado, se iniciaron acciones diplomáticas con el fin de conseguir pacíficamente el reconocimiento, el honor y la memoria por aquellos que perecieron en el campo de batalla.

En el año 2012, se decide reabrir y dar conocimiento público al informe Rattenbach, documento confeccionado tres décadas atrás acerca de las estrategias, las decisiones y el desempeño de las Fuerzas Armadas durante esta guerra. El texto fue publicado el 22 marzo de 2012 sin recortes, sin censuras, se lo puede encontrar en la página web oficial de la Casa Rosada, posee 17 tomos y un análisis de la comisión revisora que logró hacerlo público; otorga la posibilidad de que todos los argentinos podamos acceder a él como un testimonio de aquéllos momentos que puedan echar luz a las situaciones que vivieron nuestros veteranos y nuestros caídos en la guerra.

Los testimonios de los veteranos son relatos que nos introducen en el último tramo de una época sórdida y abundante en errores sociales, económicos, políticos y estratégicos como los que hemos nombrado. Comienzan a surgir en el ámbito de la literatura a fines de la década de los noventa, en largometrajes durante la década del 2000 hacen posible acceder a la ciudadanía las evidencias de las condiciones psíquicas y sociales críticas de los veteranos. Las representaciones culturales de esta guerra ingresan en el juego de la memoria, el presente y el pasado entrecruzándose por la vida de aquéllos que no pueden dejar de recordar los flagelos de la violencia, del abandono, del frío, de las heridas que persisten, que recuerdan en el cuerpo aquello que es difícil de olvidar. Existe un proceso de revalorización de aquél sector social que se había sentido marginado por la sociedad.

Por último, quiero expresar mis más sinceros respetos a los héroes que defendieron nuestra soberanía en el Atlántico Sur: a quiénes cayeron en combate los recordaremos siempre y; a quienes son nuestros veteranos los tendremos presentes, siempre.

Mg Ing. Walter Fabián Soria
Decano de la FRT- UTN