Editorial del Decano Ing. Soria por el Día del Trabajador No Docente

Imagen

26/11/2019

Editorial del Decano Ing. Soria por el Día del Trabajador No Docente

 El trabajo administrativo, técnico y de servicios que brinda el personal que se ha denominado como no docente en el funcionamiento de las universidades nos merece una reflexión para poner en valor su actividad. Sin el trabajo desempeñado por ellos nuestras tareas de enseñanza, aprendizaje e investigación serían casi imposibles. En esta editorial voy a recordar el itinerario por el que se comenzó a tomar conciencia de la relevancia de sus tareas y cómo accedieron a la participación democrática en los gobiernos universitarios a modo de homenaje.   

El 26 de Noviembre de 1974 se llevó a cabo el Congreso Nacional de los Trabajadores Universitarios de Argentina, en Horco Molle (Tucumán), allí se unificaron la Federación Argentina de Trabajadores de las Universidades Nacionales (FATUN) del interior y la FATUN auténtica, este hecho hizo posible que las reivindicaciones gremiales de los trabajadores universitarios aunaran fuerzas. Allí, establecieron los pilares fundamentales para llevar a cabo políticas que tuvieran en cuenta la creación de una obra social, adherirse a las políticas de estado con respecto al trabajo e impulsar la capacitación en las diversas áreas administrativas. Estos objetivos siguen vigentes a pesar de las circunstancias que tuvieron que atravesar los no docentes durante el período de la dictadura, perseguidos por su lucha social y gremial.

            En nuestra casa de altos estudios el desarrollo de políticas inclusivas para los no docentes comenzó cuando finalizaba el período de normalización de las universidades argentinas. En 1984, el decano normalizador Ingeniero Hugo Berreta recibió a no docentes para conocer la situación en la que se encontraban los empleados de este establecimiento, recoger las inquietudes fue un dato importante para la gestión siguiente en la que el decano, Ingeniero Héctor Cárdenas se hizo cargo de la situación de este claustro y junto al movimiento estudiantil apoyaron la iniciativa para conseguir mayor participación del claustro no docente en materia administrativa.

            En un artículo periodístico de La Gaceta (27 de Junio de 1986) se puede leer el proceso -a nivel nacional- de esta lucha por reivindicaciones que también llevaba a cabo el entonces Rector Juan Carlos Recalcatti:

Como se sabe, Recalcatti fue Rector normalizador de la universidad, y los claustros lo reeligieron para la etapa autónoma: “En Julio habrá una nueva asamblea –indicó- pero esta vez para tratar la incorporación de los no docentes, como miembros plenos, al gobierno de la casa”.

            Este día es un reconocimiento al trabajo de los no docentes en las estructuras organizativas de las universidades argentinas. Hay que subrayar que desde ese primer congreso y las medidas llevadas a cabo por la UTN son muchos los logros alcanzados por este estamento en materia de derechos laborales y reivindicaciones dentro de las universidades. Sabemos que todavía hay circunstancias que pueden mejorarse en el ámbito administrativo académico y, es por eso que se siguen estableciendo diálogos para ello. Reconocer sus capacidades profesionales, valores ético-ciudadanos y la imprescindible función que desempeñan en las universidades nacionales y, particularmente en la UTN, se incluyen en las variadas reivindicaciones que ha hecho esta facultad por las clases trabajadoras.

            Hoy los trabajadores no docentes de nuestra FRT trabajan por el crecimiento de las universidades en los procesos organizativos y administrativos de los estudiantes, los docentes e investigadores. Es por este merecido papel que desempeñan que quiero saludarlos especialmente en su día.

Mg. Ing. Walter Fabián Soria
Decano
UTN – FRT