Ir al sitio de la UTN

Editorial del Decano Ing. Soria por el Día Internacional del Trabajador

1 de mayo de 2017

Breve reflexión del Ing. Walter Fabián Soria en el Día Internacional del Trabajador

 

Foto: Editorial del Decano Ing. Soria por el Día Internacional del Trabajador
En esta editorial haré referencia a las implicancias de la definición de la palabra trabajo y su evolución. Según el Diccionario de la Real Academia Española trabajo viene a significar: ocupación retribuida; esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza; cosa que es resultado de la actividad humana. Estas acepciones fueron bosquejándose a lo largo de la historia de la humanidad y han implicado diversas circunstancias históricas por las cuales han ido produciendo modificaciones en los modos de vida social de las personas, ya sean para su perjuicio como lo fue en la antigüedad la condición esclava de los que trabajaban, ya sea como el proceso de luchas sociales para que el trabajo adquiera valor como tal, es decir, la obtención de derechos en función del esfuerzo humano que conlleva la dedicación de diversas tareas que hacen a la vida en general.

Tal es el caso de lo acontecido durante la Revolución Industrial y sus consecuencias visibles en el siglo XIX que propiciaron los puntos iniciales para modificar las circunstancias en las que muchos trabajadores se encontraban hasta ese momento. Los efectos de la proliferación de una economía con base en la producción a gran escala generó circunstancias poco favorables para muchos, las jornadas laborales se extendían por doce horas, las formas de pago eran precarias y diferentes de acuerdo al género, los niños eran utilizados en varios procesos de trabajo industrial, las condiciones de higiene y salubridad eran casi nulas.

Además, existen otros hechos políticos y sociales como los eventos de la Revolución Francesa que fortalecieron los reclamos de las clases trabajadoras europeas. Impulsaron la movilización de grandes masas de obreros en contra de la opresión por parte de los dueños de los medios de producción industrial. La declaración de los derechos del hombre sentó las bases para posicionarse con respecto a los derechos que debían ser concedidos a los trabajadores. Se gestaron diferentes asociaciones de trabajadores en torno a esta problemática.

A fines del siglo XIX, una organización de trabajadores de Chicago, Estados Unidos, celebra un Congreso sobre los trabajadores y proponen que a partir del 1º de mayo de 1886 los dueños del área industrial acepten reducir la jornada de trabajo a ocho horas, si no lo hicieran irían a huelga. Las consecuencias de las tensas relaciones entre los dueños industriales y los trabajadores culminaron en la persecución política, enjuiciamiento y ejecución de trabajadores fabriles y periodistas.

Sin embargo, este hecho mostró la fuerza que habían alcanzado los movimientos de trabajadores. Fue la época en que se realizó la Segunda Internacional de los Trabajadores, Congreso que tuvo como representantes a diferentes países de Occidente, la Argentina misma estuvo representada allí por el teórico político Alejo Peyret. La resolución de este Congreso fue considerar al 1º de mayo como el día en que los trabajadores debían demandar a los poderes públicos derechos imprescindibles tales como la reducción horaria pero también consideraba este día como un homenaje a los mártires de Chicago.

En Argentina, este movimiento internacional trabajador hizo sentir su presencia, comenzaron a erigirse gremios, diarios de los trabajadores, muchos de ellos impulsados por aquellos individuos que eran inmigrantes europeos y, de algún modo habían actuado en las movilizaciones europeas. El primer periódico que reivindicó los derechos laborales fue El Obrero, dirigido por Germán Ave Lallemant, que provocó una efervescencia social que acerco a la masa de los trabajadores a un ámbito de expresión y reflexión acerca de sus derechos. La culminación de estas circunstancias son conocidas por todos, la llegada del movimiento obrero que se funde con las ideas propuestas por Juan D. Perón pondrán en la escena social a los trabajadores como activas piezas del funcionamiento social.

Muchos de los primeros estudiantes de nuestra facultad se encontraban en circunstancias similares a las de aquéllos trabajadores. Hago esta evocación porque no podemos olvidar que nuestras raíces se encuentran en la Universidad Obrera Nacional una institución pensada para incluir a aquéllos trabajadores que no podían acceder a niveles educativos superiores. Este dato histórico cuenta como una muestra del ascenso en materia de derechos por parte de los trabajadores argentinos de mediados del siglo XX.

Este impulso con el que se fundó nuestra Universidad continuó en el tiempo, se instaló como una forma identitaria en el quehacer de nuestra institución. Recordemos que la caída de Perón en el año 1955 hizo peligrar la permanencia de la Universidad Obrera Nacional; y sólo la lucha de los docentes y estudiantes para sostener la continuidad de esta institución hizo posible que hayamos alcanzado actualmente estar posicionados como una de las universidades más importantes del país en materia de ingeniería. Llamarnos Universidad Tecnológica Nacional no se logró solamente mediante un proceso administrativo sino más bien al esfuerzo de aquellos docentes ingenieros que alguna vez fueron obreros-estudiantes universitarios y que anhelaban sostener aquello que les había abierto un camino laboral en ascenso. El término “tecnológica” tuvo como fundamento la idea de generar una institución que haga hincapié en la relevancia que tiene para el país la formación tecnológica para el desarrollo industrial, como así también, promover la vinculación entre las distintas regiones del país y la tecnología.

A lo largo de sus más de sesenta años, esta facultad ha avanzado mucho en el camino de las posibilidades que brinda a los que desean trabajar en áreas industriales. La formación en áreas específicas dentro del proceso industrial contemporáneo es el papel fundamental de esta casa de altos estudios. Explica por qué la connotación de la palabra trabajo alude no solamente a la mera producción de objetos necesarios, seguros y perdurables para la sociedad sino que implica la teorización de ideas que ayuden a concretar el mundo que habitamos como lo refiere la última acepción a la que hice mención en el inicio de esta editorial, el trabajo como cosa que es resultado de la actividad humana. Allí ingresa la profundización de la relación entre la técnica, su avance y los modos en que ella se instala en la figura del trabajador. Con respecto a ello, el teórico Pablo Arnaldo Topet, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Buenos Aires, sostiene que:

Toda regulación del trabajo humano –actualmente llamado derecho del trabajo– y de las formas en que se elaboran las normas, depende de los contextos, las ideologías y de las particularidades históricas y culturales de cada país. Por ello, si bien hay aspectos que son comunes a todas las sociedades –por las formas de producción y de distribución económicas– los modos, las instituciones y los procedimientos para alcanzar los fines, son tantos como naciones existentes.

Es ésta la tarea de los docentes de la UTN, formar profesionales que consideren al trabajo no sólo como lo que permite proveernos de medios de subsistencia, sino que, además, conciban el trabajo como una herramienta de creación, de cooperación, forjadora de identidad que tenga su anclaje en los modos en que se desarrollan las formas de producción y distribución económicas, como así también las implicancias culturales que se sostienen en una nación acerca del trabajo.

Por último, quiero agradecer a los trabajadores docentes y no docentes de esta casa de altos estudios el compromiso puesto en el día a día para con la institución, un compromiso que implica ese llevar a cabo actividades humanas que dignifican la compleja acepción de la palabra trabajo a la que hicimos referencia. Anhelo que esta jornada sea festiva, que este siempre presente en cada uno de ustedes la reflexión acerca de la importancia y valor que posee ser trabajadores que aportan beneficios para el desarrollo de nuestro país.



Walter Fabián Soria

Decano

UTN –FRT

 

Volver

Cultura y Comunicación Institucional

Boletín Electrónico

UTN TV



2014 | 2015 | 2016

Logo Campus Virtual
Campus Virtual
Campus Virtual UTN FRT
Logo MSDN AA
MSDN Academic Allicance
En esta seccón, los alumnos, profesores y demás personal académico encontrarán a su disposición todo el software concedido bajo licencia de acuerdo con el programa MSDNAA.

Servicio de Empleo:
Servicio de empleo de la UTN-FRT.
Cisco Networking Academy
EduTecne:
Docentes e Investigadores.
Cisco Networking Academy
DASUTeN:
Dirección de Acción Social de la Universidad Tecnológica Nacional.

 

Feed

Universidad Tecnológica Nacional
Facultad Regional Tucumán

Rivadavia 1050 - San Miguel de Tucumán - CPA T4001JJD
Teléfonos: (0381) 421.7150 / 430.7387 / 430.7385